Hablemos de Coaching

Pocas cosas se sienten tan bien en la vida como cuando encuentras la solución a tus propios problemas o cuando por fin haces eso que sabes que se tiene que hacer pero que habías estado posponiendo.

Enfrentar los retos, superar obstáculos, sorprendernos a nosotros mismos, hacer eso que teníamos tanto miedo de hacer, todo esto se siente de maravilla. Y ….. Si se siente de maravilla ¿cómo es que a veces no forma parte de nuestra rutina diaria?, ¿cómo es que nuestros pendientes nos atormentan en la noche pero no hacemos nada al día siguiente por resolverlos? , ¿cómo es que posponemos esa llamada, esa conversación, esa cita que podría acercarnos a nuestros objetivos ?

Quizá sea que necesitamos alguien que nos rete a entrar en acción, a incomodarnos, a poner en práctica esa solución que tememos implementar o dejar la flojera mental de lado y buscar en nosotros una alternativa. Quizá estamos tan metidos en nuestra película que necesitamos alejarnos un poco y ganar perspectiva, tomar un respiro y cuestionar nuestras propias acciones, aprender por la experiencia que si no nos gusta algo está en nuestro o poder cambiarlo.

Ese alguien puede ser un coach, una persona que te acompañe en el logro de tus metas, que mediante preguntas se asegure de que estas usando todos los recursos que posees, explorando todas las posibilidades, incomodándote lo suficiente y sobre todo que tus metas sean tan claras y apasionadas que no sea opcional el conseguirlas .

El coaching según la “International Coach Federation” consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.

Lo maravilloso del coaching es que las soluciones, ideas y acciones a implementar vienen de ti como cliente, son producto de tu experiencia, tu conocimiento, tus ideas y tu intuición. El trabajo del coach, respaldado por una metodología, es acompañarte en el fantástico proceso de hacer de tu vida y tu trabajo algo extraordinario que haga que cada día saltes de la cama lleno de energía para iniciar tu jornada.